Cartografías de Azar – Medellín

El primer experimento de Cartografías del Azar se realizo en el taller de “Cartografias Sonoras” desarrollado con los estudiantes de la Universidad de Antioquía en la residencia ofrecida por Casa tres Patios en la ciudad de Medellin.

Cartografías del Azar en el Jardín Botánico - Medellin

El ejercicio se proponía hacer una deriva en un lugar muy común para los estudiantes que era el Jardín Botánico,  la actividad inicio a las 9 de la mañana y se le propuso a cada uno de los participantes asumir un roles específicos con el fin de generar una recolección de datos completa.

Texturas recolectadas en el Jardín Botanico

En palabras de Evelyn Loaiza una de  las integrantes del grupo esto que lo que sucedió :

* Personalmente cartografías del azar fue todo un “revolcón”.

Los protagonistas: unos dados que daban la dirección y el tiempo hacia donde nos debíamos dirigir; un lugar ya conocido y hasta quemado por quienes un domingo están desparchados en la ciudad de Medellín “el Jardín Botánico”. Y nosotros, estudiantes de la universidad, con un calor infernal esperando con cara de sobrados las pautas para el taller por parte del director de la orquesta.

Cada uno tenía una función que además de observar y disfrutar, era específico para garantizar el éxito de todo.

Al inicio una sensación de no saber por donde empezar, de que hacer, de cómo hacerlo, mezclada con pensamientos de obviedad sobre el lugar. Después de eso comienzo a introducirme y a mirarle las variables a lo propuesto. Mis funciones principales: escribir y recolectar de objetos. Ahí la cosa se ponía mas divertida e interesante, para mi “casi un trabajo de arqueología”.

Notas tomadas durante el recorrido

Notas tomadas durante el recorrido

Empecé a realizar una conexión con el espacio, a mirar con otros ojos los diferentes caminos a donde esos dados y ese zar nos llevaban. A su vez estos nos retaban a crear una manera de documentar ese recorrido, de hacer un mapa; después de un rato todos entendemos por donde va la cosa, nos familiarizamos, abrimos un poco los sentidos y permitimos que la experiencia se convierta en otra cosa, en una construcción y una transformación que no se esperaba.

Los objetos que se recolectaron fueron inquietantes ya que la mayoría no pertenecían ni por naturaleza, ni por lógica a ese lugar, lo que daba cuenta que habían pertenecido a sujetos que por miles razones o simplemente por que si, ellos habían tomado la decisión de depositarlos allí, por mucho o por poco tiempo.Desde peinillas, pasando por platos, motores, envolturas de comida, juegos de niños hasta llegar a copitos. Los otros un poco más “propios” a la atmósfera del lugar pero no menos interesantes, hojas de árboles, frutos extraños (o por lo menos si para mí) y flores hermosas.

Ver mas fotos de los objetos recolectados en https://n-1.cc/pg/photos/album/102349/cartografa-del-azar?offset=24

El detenerse en un espacio supuestamente cotidiano y público que hace parte de nuestro imaginario, pero en ocasiones poco observado detenidamente como lo es el Jardín Botánico de Medellín, genera una pregunta por nuestros espacios y por la relación entre ellos, los objetos y nuestro cuerpo.

En cada encuentro para lanzar los dados y en el recorrido para llegar al lugar hablábamos de lo recolectado y de lo vivido, las diferentes percepciones y situaciones que pasaban, daban cuenta de una multiplicidad muy bonita entre miles que existen en eso micromundos y que se transformaban a nuestro pasó.

Dibujo realizado por Laura Martinez durante el recorrido.

Es un taller que no tiene un fin especifico, que no sirve para nada desde la razón o desde la productividad a la que estamos acostumbrados y no tiene por que servir, por que seguramente se perdería la magia de dejarse llevar simplemente por el azar, por el juego, por el olor, por “la sombrita” (en mi percepción), pero que encarreta, que sacude desde el punto de vista conceptual, pedagógico, corporal, artístico, político y artístico.

Evidencia de dibujos rupestres actuales en el Jardín Botaíco

La socialización después fue muy bonita, dar el porque de las cosas y contar las sensaciones hizo que todo el trabajo se conectara como esos dados, pero en esta ocasión uno contaba la historia y el otro mostraba por diferentes medios: fotografía, dibujos, audio, objetos, texto; el recorrido. Al finalizar un mapa muy nutrido de lo que para mí se convirtió en un nuevo lugar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medellín y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cartografías de Azar – Medellín

  1. Pingback: Twitted by dinataliarodpar

  2. Chic@s, que buen trabajo, me ha gustado mucho, de echo lo he colgado aquí
    https://n-1.cc/pg/bookmarks/read/650092/cartografas-de-azar-medelln
    En este grupo CARTAC, trabajamos tb con cartografías, hemos echo algunas derivas y cartografías, una de ellas están colgadas en esta web:
    http://cartografiaciudadana.net/index.php/Portada ” Lo que los Mapas no cuentan ”
    Se ve que Pablo de Soto has estado por ahí con vosotros, tb.
    Un cordial saludo.
    Mabel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s